Reformar nuestra propia vivienda en función de las necesidades que se tengan es para muchos un sueño hecho realidad, para que se pueda entrar a vivir en la casa una vez que finalice la reforma, es importante contratar previamente los servicios de suministros.

Si hay un servicio que en los últimos tiempos se ha vuelto indispensable en la vida de la gran mayoría de la población, es el de Internet. Casi todos hacen un uso  muy extenso de él en el día a día, hasta tal punto que ha llegado a ser casi impensable el vivir sin tener que recurrir a él.

La contratación de este servicio no es complicada, y esto no es un secreto para nadie, pero sí que hay algunos aspectos en los que es importante fijarse y prestarle atención para saber qué tecnología podemos contratar y encontrar la tarifa al menor precio posible.

Qué tecnología para tener internet puedo contratar en mi hogar

Será necesario realizar una investigación previa e invertir una pequeña parte de nuestro tiempo si queremos contratar un servicio de internet que nos vaya a ser útil y al menor precio posible. Para ello es aconsejable comprar compañías, tarifas y precios.

Lo más importante, es que antes de decidirte por cualquiera de las muchas ofertas de internet disponibles, compruebes cuál es la conexión que puedes instalar en tu vivienda, puesto que no en todas las viviendas se puede contratar lo mismo, depende de la cobertura que tenga cada una de ellas.

Al contratar internet en casa, todo el mundo tiende a pensar en contratar fibra óptica en el hogar, pero lo que no sabe todo el mundo es que la cobertura de ésta no llega a todos los hogares actualmente.

Aunque si bien la fibra es la tecnología más contratada en los hogares para poder disponer de internet en casa, y su cobertura se extiende casi por todo el país, todavía hay determinadas zonas donde esta cobertura no llega, y es importante comprobarlo, puesto que si contratamos fibra sólo por el hecho de que es lo más común, y no tenemos este tipo de cobertura, el servicio de internet no va a funcionar como debería.

¿Existen alternativas a la fibra óptica?

Sí, puesto que aquellas viviendas que se ubican a las afuerzas de grandes ciudades, en zonas de difícil acceso como una casa en la montaña o en zonas rurales como una casa en el pueblo, lo más probable es que no les llegue la cobertura de fibra y tengan que contratar otras alternativas para poder tener internet.

Cuando el usuario accede a la página web de una compañía, se encontrará gran cantidad de tarifas para contratar fibra óptica, pero según accede a ésta, no va a ver nada que no sea fibra, lo que hace que muchas veces los usuarios se confundan. Aunque estas alternativas que se mencionan a continuación no se muestran a simple vista, no quiere decir que no existan.

Las compañías telefónicas conocen todas y cada una de las necesidades que pueden tener los usuarios, es por ello que a continuación se mencionan las alternativas existentes más comunes:

  1. ADSL. Para muchos esta tecnología, está en desuso o incluso obsoleta, la realidad está muy alejada de esto, puesto que todavía a día de hoy es una de las mejores alternativas. La diferencia con la fibra es que la velocidad de navegación es menor, pero también aporta al hogar una conexión segura, fiable y estable.
  2. 4G en casa. Esta tecnología se nutre por el internet que tiene el teléfono móvil, es una tecnología muy cómoda porque no necesita que se instale nada en el domicilio para su uso. Hoy en día es capaz de ofrecer una velocidad mayor que el ADSL, por este motivo muchas compañías están dejando de ofrecer esta última a los usuarios y prefieren optar por el 4G en casa. Para esto es importante tener contratada una tarifa con datos ilimitados.
  3. Internet por satélite. Es menos común, ya que solo se instala en lugares donde no llega la cobertura de fibra y tampoco la de ADSL.